martes, 13 de marzo de 2012

Jean Baptiste de Lamarck




Jean Baptiste de Lamarck nació en 1744 en Bazetin-le-Petit. Muy joven ingresó en el ejército, donde por su valor en combate ascendió rápidamente a oficial. No tardó en escribir un gran libro titulado "Flora de Francia" que le publicó el naturalista Georges Louis Buffon, en el que comenzó a aplicar claves dicotómicas en la clasificación de las especies.
Lamarck fue el primero en utilizar el término de biología para referirse a las ciencias de la vida y el que acuñó la palabra invertebrados. Sobre este nuevo campo escribió un importante libro en siete tomos "Historia natural de los animales invertebrados" (1815-1822) muy avanzado para su época.
Escribió sobre muy diversos temas como: meteorología, química e hidrología, pero por lo que es más conocido es por su teoría de la evolución, que expuso en el libro "Filosofía Zoológica" (1809). Según Lamarck, los órganos se adquieren o se pierden como consecuencia del uso o desuso, y los caracteres adquiridos por un ser vivo son heredados por sus descendientes. De está manera un herbívoro que estire el cuello para alcanzar las ramas altas, logrará que este se alargue, y tras varias generaciones de transmitir esta característica a sus descendientes tendríamos una jirafa. Para Lamarck el principio que rige la evolución, es la necesidad o el deseo, que él denominó "Besoin", también se conoce su teoría como "herencia de los caracteres adquiridos" o Lamarkismo.
Diversas circunstancias hicieron que Lamarck fuera perdiendo el prestigio y la posición científica conseguida, entre ellas se pueden considerar, que nunca expuso con claridad ni razonó de forma coherente sus sobrevalorados argumentos, subestimó sus deficiencias; utilizó un lenguaje presuntuoso y grandilocuente; y se ganó la enemistad de importantes adversarios, entre ellos el eminente biólogo y antievolucionista, Georges Cuvier.
Lamarck murió solo, ciego y empobrecido a los 85 años en 1829.


Uno de los personajes más importantes en la historia del pensamiento transformista   fue el francés Jean-Baptiste de Monet, caballero de Lamarck, quien había estudiado medicina y botánica. Lamarck había advertido una clara relación entre los fósiles y los organismos modernos. A partir de estas observaciones dedujo que los fósiles más recientes estaban emparentados con los organismos modernos. Esbozó una teoría de la evolución biológica que se puede sintetizar como sigue:
  • Los individuos cambian físicamente durante su vida para adaptarse al medio que habitan.
  • Los organismos adquieren caracteres que no tenían sus progenitores. Estos cambios o caracteres adquiridos se deben al uso o desuso de sus órganos.
  • Los caracteres adquiridos se transmiten por herencia biológica a sus descendientes
  • La sucesión de cambios adaptativos muestra una tendencia hacia complejidad y la perfección.

Como puede observarse, Lamarck  resaltaba en su teoría que los individuos cambian respecto a su medio, además de que los caracteres que fueron adquiridos se heredan a la descencdencia.
Para ejemplificar lo anterior se presenta el caso del proceso de transformación de las jirafas:

1. El esfuerzo de las jirafas por alcanzar las hojas de los árboles hace crecer su cuello.
2. Los hijos nacen ya con el cuello más largo y siguen esforzándose por alcanzar las hojas.
3. La siguiente generación tiene el cuello aún más largo. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada